miércoles, 10 de mayo de 2017

Mi amado Espíritu Santo



Hoy existen muchas definiciones acerca de quién es el Espíritu Santo, dependiendo de la forma como tú lo veas, será tu relación con él, por ejemplo, si lo ves como una fuerza activa, jamás pensaras que él te pueda hablar, pues una fuerza no habla, siendo así es necesario mirar que dice la palabra de Dios.

La biblia dice que el Espíritu Santo es Dios, nos enseña la palabra de Dios que él está dentro de nosotros y que es una persona con emociones y cualidades de una persona, también vemos a la luz de la escritura que el Espíritu Santo es nombrado de tercero en la trinidad no porque ese sea el menos importante, tiene esta posición por el tiempo en que vino y el actuar de cada persona de la trinidad durante la historia, estamos en la era del Espíritu Santo.

Mi amado Espíritu Santo ha sido dejado atrás por muchas personas que aún no han comprendió su papel en la actualidad, es mi deseo que hoy entendamos quien es para darle el lugar que se merece en nuestras vidas.

Cuando mi amado Jesús estaba a punto de partir, preocupado porque sabía que nos dejaría en un mundo frívolo y malvado, nos prometió que no nos dejaría solos y que nos enviaría a otro consolador para que estuviera con nosotros siempre, estaba hablando del dulce Espíritu que vendría como nuestro ayudador.

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:
el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. 
Juan 14: 16- 17
Jesús dijo que él moraría dentro de nosotros y que nosotros lo conoceríamos, la invitación en esta hora es que lo conozcamos.

A la luz de las escrituras te diré quién es y para que vino para que lo puedas conocer cada día más.

El Espíritu Santo todo lo sabe: Ahora bien, Dios nos ha revelado esto por medio de su Espíritu, pues el Espíritu lo examina todo, hasta las profundidades de Dios. 1 corintios 2: 10 NVI
El Espíritu Santo se puede entristecer y afligir: No agravien al Espíritu Santo de Dios, con el cual fueron sellados para el día de la redención. Efesios 4: 30
El Espíritu Santo intercede por nosotros, nos ayuda en nuestras debilidades y lleva nuestros deseos y peticiones ante el padre:Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Romanos 8: 26
El Espíritu Santo nos guía y nos lleva a la verdad que es Cristo: Pero, cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que dirá solo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir. Juan 16: 13
El Espíritu Santo encomienda: Mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual el gano por su propia sangre. Hechos 20: 28
El Espíritu Santo conoce lo más íntimo que pensamos y por eso no le podemos mentir, como nos enseña la biblia en el libro de Hechos cuando Pedro le dijo a Ananías y a Safira sobre su mentira.
El Espíritu Santo no es una fuerza impersonal, no es un viento, él está dentro de ti y de cada creyente verdadero, él es la promesa cumplida, ya no esperamos a que venga, él espera por nosotros.
El día de Pentecostés cuando los discípulos recibieron la promesa hecha por Jesús días antes, marco la historia de la iglesia en dos, antes y despues de la venida del Espíritu Santo.

Jesús nos prometió que un poder llegaría y nos llenaría y que nos empoderaría para vencer, para hacer la obra que nos encomendaba, que esta persona divina y maravillosa estaría para enseñarnos todas las cosas y que nos acompañaría en todos los momentos de nuestra vida.

Nos habló de lo especial que sería, por esa razón tú y yo tenemos que buscar su llanura cada día, debemos procurar no fallarle y conocerlo cada día más.
El apóstol Pablo sabía que para llegar a la meta la clave era ser llenos totalmente de él, por eso fue enfático en su instrucción.
No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu Efesios 5: 18
Así como una persona llena de vino no tiene control de sí mismo, así los llenos del Espíritu Santo somos totalmente controlados y guiados por él, esto resulta ser maravilloso, porque si soy consciente de quien mora dentro de mí, es un placer ser llena y ser controlada por él.
Te animo en esta hora a enamorarte del Espíritu Santo con el cual fuiste sellado y que busques cada día su llenura.
Él es quien te ayudara en todo lo que necesites y con el no necesitas a nadie más.

!Adelante, Avanza, demuestra que puedes escoger la buena parte! 

Con honor para su gloria.

Te invito a dejar tu comentario y a seguirnos en Facebook.
Con cariño Erica

4 comentarios:

  1. Hermoso poder conocer y saber mas de mi amado Espiritu Santo...deseo sentir cada dia mas y mas de su presencia en mi vida!

    ResponderEliminar
  2. Que privilegio el conocer mas del dulce Espiritu Santo y aun mejor el sentirlo...

    ResponderEliminar
  3. Hermoso conocer cada día más del Espíritu Santo!!!

    ResponderEliminar
  4. Es hermoso conocer más del espíritu Santo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...